A escasos 25 minutos de la capital Burgalesa se encuentra Lerma. Conectado por la autovía A-1 que une Madrid con Burgos.

El núcleo histórico de Lerma se extiende sobre las laderas de una colina y aún conserva algunos rincones del primitivo recinto medieval, como la antigua plaza de la Villa, con sus soportales, o el Arco de la Cárcel, puerta principal de entrada por la que fuera su muralla.
No lejos tienes el puente medieval y la Ermita del Humilladero, la única que se conserva de la época del Duque de Lerma.

Colegiata de San Pedro en Lerma en la provincia de Burgos

Pero el eje central de la actual Lerma es el que parte de su enorme plaza Mayor.
En origen totalmente porticada, es una de las plazas más grandes de España, y cuando mejor se aprecia su verdadera dimensión es en aquellos días que permanece libre de vehículos.